1° Grado

2° Grado

Español

Cómo crear una revista para un proyecto escolar

Escrito por Miriam C Traducido por María Font
  •  
  •  
  •  
Cómo crear una revista para un proyecto escolar

Crear una revista para un proyecto escolar es una excelente manera de presentar un informe.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Crear una revista para un proyecto escolar es una excelente manera de presentar un informe o de proveer información de varios temas relacionados para un proyecto de investigación. Una revista para un proyecto escolar no necesita ser larga, pero debe incluir fotografías, un índice y varios artículos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. 1

    Investiga tu tema a fondo. Es importante observar diferentes aspectos del tema para crear una revista exitosa. Es posible que desees destacar algunas personalidades famosas del país o período que estás trabajando, o cubrir hechos históricos alrededor del tema principal.

  2. 2

    Planea las secciones de tu revista. Debes tener un artículo principal que será lo principal de tu informe, pero puedes añadir entrevistas a celebridades o perfiles de las personas famosas que has investigado. Puedes sumar cartas al editor o consejos para lidiar con problemas relacionados al tema del informe. Puedes incluir anuncios de productos que hubieran sido usados durante el período o que estén relacionados con el tema.

  3. 3

    Escribe los artículos y anuncios. Como estás escribiendo varios artículos diferentes pueden ser más cortos que un ensayo promedio. Puedes usar los anuncios u otras imágenes para dividir el texto. El informe principal debe ser más largo que las otras piezas.

  4. 4

    Diseña la revista. Mira las revistas que lees para ver ejemplos de diseños. Puedes tener una imagen en cada página o un anuncio para interrumpir el texto. Además debes poner el texto en columnas, para darle un aspecto auténtico. Puedes hacer esto en tu procesador de texto o hacerlo a mano.

  5. 5

    Diseña una portada para tu revista. La portada da la primera impresión de tu proyecto. Puedes poner una lista de los artículos que la revista contiene. También debe incluir una imagen que represente de qué se trata tu proyecto.

  6. 6

    Imprime la revista y encuadérnala. Puedes usar una carpeta, o puedes hacerla encuadernar profesionalmente en un taller de copias.

Consejos y advertencias

  • Añadir un índice le dará un toque extra y puede impresionar a tu profesor. También es una buena manera de revisar cada punto que debas cubrir en tu investigación para asegurarte de haber cumplido con todos.
  • Asegúrate de seguir las pautas de tu proyecto de investigación al crear la revista. Es posible que necesites presentar la idea a tu profesor para verificar que será aceptada antes de empezar a trabajar

51 Grandes Cuentos de la Literatura Latinoamericana

Mejores cuentos latinoamericanos
Compartimos una lista con 51 Grandes Cuentos de la Literatura Latinoamericana ordenados alfabéticamente, que pueden leer online. No buscamos una lista de los mejores, sino mostrar varias de esas obras maestras del cuento escritas por autores latinoamericanos. Igualmente están invitados a comentar al final de la entrada y compartir qué otros cuentos latinoamericanos podrían hacer parte de esta lista.

  1. A la deriva – Horacio Quiroga
  2. Axolotl – Julio Cortázar
  3. Casa tomada – Julio Cortázar
  4. Continuidad de los parques – Julio Cortázar
  5. Corazones solitarios – Rubem Fonseca
  6. De balística – Juan José Arreola
  7. ¡Diles que no me maten! - Juan Rulfo
  8. El Aleph – Jorge Luis Borges
  9. El almohadón de plumas – Horacio Quiroga
  10. El banquete – Julio Ramón Ribeyro
  11. El cocodrilo - Felisberto Hernández
  12. El guardagujas – Juan José Arreola
  13. El hijo – Horacio Quiroga
  14. El inmortal – Jorge Luis Borges
  15. El jardín de los senderos que sebifurcan – Jorge Luis Borges
  16. El jorobadito – Roberto Arlt
  17. El perseguidor – Julio Cortázar
  18. El prodigioso miligramo – Juan José Arreola
  19. El rastro de tu sangre en lanieve – Gabriel García Márquez
  20. El sur – Jorge Luis Borges
  21. En memoria de Paulina – Adolfo Bioy Casares
  22. Funes el memorioso – Jorge Luis Borges
  23. Juan Darién – Horacio Quiroga
  24. La autopista del sur – Julio Cortázar
  25. La carne – Virgilio Piñera
  26. La casa de Asterión – Jorge Luis Borges
  27. La gallina degollada – Horacio Quiroga
  28. La insignia – Julio Ramón Ribeyro
  29. La migala – Juan José Arreola
  30. La noche boca arriba – Julio Cortázar
  31. La primera nevada – Julio Ramón Ribeyro
  32. Las babas del diablo – Julio Cortázar
  33. Las ruinas circulares – Jorge Luis Borges
  34. Llamadas telefónicas – Roberto Bolaño
  35. Los dos reyes y los doslaberintos – Jorge Luis Borges
  36. Los gallinazos sin plumas – Julio Ramón Ribeyro
  37. Luvina – Juan Rulfo
  38. Macario – Juan Rulfo
  39. Mejor que arder – Clarice Lispector
  40. Míster Taylor – Augusto Monterroso
  41. Muchacha Punk – Rodolfo Fogwill
  42. Muebles el canario - Felisberto Hernández
  43. Natación – Virgilio Piñera
  44. No oyes ladrar los perros – Juan Rulfo
  45. Parábola del trueque – Juan José Arreola
  46. Paseo nocturno – Rubem Fonseca
  47. Por las azoteas – Julio Ramón Ribeyro
  48. Sensini – Roberto Bolaño
  49. Sólo vine a hablar por teléfono – Gabriel García Márquez
  50. Tlön, Uqbar, Orbis Tertius – Jorge Luis Borges
  51. Un día de estos – Gabriel García Márquez

¿Qué son los derechos humanos? 

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Los derechos humanos universales están a menudo contemplados en la ley y garantizados por ella, a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario, los principios generales y otras fuentes del derecho internacional. El derecho internacional de los derechos humanos establece las obligaciones que tienen los gobiernos de tomar medidas en determinadas situaciones, o de abstenerse de actuar de determinada forma en otras, a fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de los individuos o grupos.

Universales e inalienables

El principio de la universalidad de los derechos humanos es la piedra angular del derecho internacional de los derechos humanos. Este principio, tal como se destacara inicialmente en la Declaración Universal de Derechos Humanos, se ha reiterado en numerosos convenios, declaraciones y resoluciones internacionales de derechos humanos. En la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, por ejemplo, se dispuso que todos los Estados tenían el deber, independientemente de sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

UNICEF/ HQ04-0734/Jim HolmesUN Photo/John IsaacUN Photo/John Isaac 

Todos los Estados han ratificado al menos uno, y el 80 por ciento de ellos cuatro o más, de los principales tratados de derechos humanos, reflejando así el consentimiento de los Estados para establecer obligaciones jurídicas que se comprometen a cumplir, y confiriéndole al concepto de la universalidad una expresión concreta. Algunas normas fundamentales de derechos humanos gozan de protección universal en virtud del derecho internacional consuetudinario a través de todas las fronteras y civilizaciones.

Los derechos humanos son inalienables. No deben suprimirse, salvo en determinadas situaciones y según las debidas garantías procesales. Por ejemplo, se puede restringir el derecho a la libertad si un tribunal de justicia dictamina que una persona es culpable de haber cometido un delito.

Interdependientes e indivisibles

Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, como el derecho a la vida, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación; o los derechos colectivos, como los derechos al desarrollo y la libre determinación, todos son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes. El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás.  

Iguales y no discriminatorios

UNICEF photo

La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos. Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, como lo estipula el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

Derechos y obligaciones

Los derechos humanos incluyen tanto derechos como obligaciones. Los Estados asumen las obligaciones y los deberes, en virtud del derecho internacional, de respetar, proteger y realizar los derechos humanos . La obligación de respetarlos significa que los Estados deben abstenerse de interferir en el disfrute de los derechos humanos, o de limitarlos. La obligación de protegerlos exige que los Estados impidan los abusos de los derechos humanos contra individuos y grupos. La obligación de realizarlos significa que los Estados deben adoptar medidas positivas para facilitar el disfrute de los derechos humanos básicos. En el plano individual, así como debemos hacer respetar nuestros derechos humanos, también debemos respetar los derechos humanos de los demás.

Una mesa redonda es una forma de debate académico y político donde los participantes están de acuerdo en un tema específico para discutir y debatir. Cada persona se le da el mismo derecho a participar, debido a la disposición circular normalmente utilizado en las mesas redondas, todos tienen el mismo derecho de opinar y oír, por esa razón se considera libre.

Las mesas redondas son una característica común de los programas de entrevistas políticas. Los programas de entrevistas como Washington Week y Meet the Press tiene mesas de reporteros o comentaristas. La mayoría de estos se realizan en torno a una mesa, en un estudio, pero en ocasiones informan en una pantalla dividida, desde ubicaciones remotas. Algunos programas deportivos, como ESPN's Around the Horn, emplean el formato de mesa redonda.

Estructura

La estructura de la mesa redonda está sujeta a reglas previamente determinadas por los participantes y el moderador; sin embargo, de manera general, la mesa redonda consta de cuatro fases: la presentación e introducción, el cuerpo de la discusión, la sesión de preguntas y respuestas y la conclusión. La presentación de la mesa redonda está a cargo del moderador, quien introduce el tema así como presenta a cada uno de los participantes.

Por su parte, el cuerpo de la discusión está a cargo de los participantes, y es donde se exponen los diferentes acercamientos previamente preparados sobre el tema elegido. Cada participante interviene con un texto o exposición oral preparada con anticipación. Estas intervenciones se dan de manera organizada y con el tiempo que administra el moderador. Finalmente, la sesión de preguntas y respuestas, así como la conclusión, cierran la mesa redonda, y su función es tanto aclarar dudas como resumir y relacionar lo expuesto por cada uno de los participantes.

Finalidad

El propósito de una mesa redonda puede ser:

  • exponer diferentes puntos de vista
  • explorar el tema de la reunión
  • negociación entre los interlocutores
  • formular preguntas después de la exposición
  • debatir temas
  • beneficiar a la sociedad
La narración.
Narrar es transmitir o contar acciones, sucesos unidos, encadenados en los que se puede llamar trama que es la unión de varios motivos dinámicos. Se denomina motivos dinámicos a la serie de acontecimientos que se presentan dentro de una narración.
Género literario es cada uno de los grupos en que podemos clasificar las obras literarias, de tal modo que las reunidas en cada grupo posean características comunes. Tradicionalmente las obras literarias se han agrupado en tres grandes géneros:poesía (copla, canción, balada, soneto); narrativa (cuento, novela, leyenda) y drama (tragedia, comedia, farsa). Dentro de cada género podemos distinguir textos especializados por algún rasgo peculiar que denominamos subgéneros, por ejemplo, cuentos de terror, de ciencia ficción, policiacos o algún otro.
El cuento.
Es una narración breve de ficción, con un acontecimiento central, con pocos personajes y una trama intensa.
Los subgéneros más populares del cuento son: Los cuentos de ciencia ficción, fantásticos y de terror.
·        El cuento de ciencia ficción: Narra situaciones imaginarias que no pueden darse en este mundo que conocemos; sin embargo, está relatado de manera que el lector asume como verdadero lo que cuenta el autor. Su conflicto está relacionado con la ciencia y la tecnología. La acción acción puede girar en torno a viajes interestelares, consecuencias de una hecatombe terrestre o cósmica, evolución humana, realidad virtual, existencia de civilizaciones alienígenas…
·          Nota: El rasgo común de este género es el miedo que sufren sus personajes. En el caso del cuento de ciencia ficción es provocado por la presencia de seres fabulosos como máquinas pensantes, robots, mutantes, extraterrestres, entre otros, así como por las posibilidades de las aplicaciones de ciencia y la tecnología.

La acción en la narración debe seguir un orden lógico, y los elementos que componen esta secuencia lógica de la acción son: planteamiento, desarrollo, el clímax o nudo y el final o desenlace.
Planteamiento. El autor nos presenta a sus personajes, los sitúa en el tiempo y el espacio y formula el motivo de la narración, por lo general un problema a resolver.
Desarrollo. Es el adentrarse más ampliamente en la historia.
Clímax o nudo. Es la parte más interesante de la narración, lo que nos causa mayor emoción. El clímax forma un conflicto (no se sabe que va a pasar) es un momento o varios momentos de tención.
El final o desenlace. El autor nos brinda alternativas de solución al problema planteado en la presentación, se deshace el nudo y se presenta un desenlace a veces inesperado o sorpresivo, otras veces lógico o natural y en otras en interrogante para que el lector dé el final que le parezca más apropiado al relato.
Tipos de desenlace: cerrados y abiertos.
·         En el cerrado, al finalizar el cuento el nudo queda resuelto y puede terminar en una situación feliz o desventurada para los personajes. La historia se acaba.
·         En el abierto, el autor permite que sea el propio lector quien escoja la explicación que más le satisfaga para construir el verdadero final de la historia. Pero no siempre es posible porque el autor plantea su narración como inconclusa, sin final.
El marco de la narración.
Se divide en espacio y ambiente.
El espacio es cuando el autor, nos hace saber en qué lugar se desarrollan los acontecimientos, se hace alusión a todo lo físico que le rodea: una casona, un patio, etc.
El ambiente o atmósfera.- es el clima psicóligico que crea el autor para hacer sentir diversas emociones: miedo, alegría, tristeza, etc.

El narrador.
Toda narración tiene como principio natural el narrar o contar un suceso. Este hecho, naturalmente, debe ser contado por alguien; ese alguien es el narrador, que está clasificado en los siguientes tres tipos:
 Narrador omnisciente. Es aquel que todo lo sabe, el pasado, el presente y el futuro; conoce todos los detalles de los personajes. Su voz se encuentra en todo el relato, domina la escena conociendo hasta el menor detalle. Utiliza la tercera persona. (3a. Persona = Él – ella.  Ellos – Ellas).
Narrador testigo. Es aquel que se concentra narrar lo que vio o que le contaron. Utiliza la tercera o la segunda persona. (3ª  Persona = Él – ella.  Ellos – Ellas) (2a. Persona = tú).
Narrador protagonista. Este narrador cuenta los hechos en primera persona, porque él es el personaje principal de la narración. (1ra. Persona = Yo).
Los personajes.
Son los elementos que le dan vida a la narración; los personajes se clasifican en los tres grupos siguientes:
Principales o protagonistas. Son aquellos imprescindibles en la narración, pues si los retiramos de la obra, ésta ya no tiene sentido.
Secundarios. Son aquellos que acompañan a los personajes principales, sirven de apoyo a los personajes principales.
Ambientales, circunstanciales o incidentales. Aparecen en la historia sólo en unas pocas oportunidades, para realizar algo en específico.
Los personajes tienen características físicas y psicológicas:
Físicas: Alto, bajo, flaco, blanco, moreno, negro, guapo, feo, chino, lacio. Ojos: negros, cafés, verdes, azules. Boca: chica, regular, grande. Nariz: chica, chata, recta, aguileña, respingona, etcétera.
Psicológicas: Risueño, enojón, violento, chismoso, bondadoso, sentimental, cariñoso, etcétera.
Tiempo.
En una narración, el tiempo irá de acuerdo con la clase de narración de que se trate. Puede estar en presente, en pretérito, en futuro. El narrador puede presentar lo narrado en una libre distribución de tiempo en las unidades cronológicas que él quiere. Pueden ser años, meses, Días, Horas, estaciones generaciones humanas, etc.
Argumento o trama.
Es la síntesis de lo que trata el cuento.

Relación entre la descripción, las secuencias de acción y el diálogo en la construcción de la narración.
Para construir cualquier texto empleamos diversas estrategias lingüísticas y estructurales. Gracias a ellas logramos comunicar nuestras ideas. Al escribir un cuento se emplean de manera predominante las siguientes estrategias:
·        Descripción. Consiste en mencionar las características del escenario o de los personajes. Nos permite conocer el ambiente, comprender la atmósfera y visualizar a los personajes.
·        Secuencia de acción. Éstas se construyen mediante acciones o nudos. Se les llama nudos porque se secuencia o sucesión ayuda a armar la estructura del relato; de hecho, sin nudos no avanzaría la historia. En los nudos se usan verbos de acción, no de condición ni de estado.
·        Diálogo. Los diálogos son los intercambios de parlamentos entre los personajes y dependen de la situación en que se hallen éstos, no sólo de las acciones que se estén realizando, sino también de las características de dichos personajes, es decir, de sus indicios. Dicho de otro modo, el diálogo consiste en escribir las palabras que pronuncian los personajes. Al leer cómo se expresa cada uno de ellos podemos tener información sobre sus características personales. Para escribir personajes, escenarios y situaciones, se usan adjetivos y adverbios.

Importancia de variar el vocabulario para describir y nombrar personajes, objetos y situaciones.
En las descripciones muchas veces se puede caer en la monotonía si el vocabulario no es muy amplio y así las palabras que se utilizan tienden a repetirse. Hay textos como El Quijote, de Miguel de Cervantes Saavedra, en que el vocabulario del español a fines del siglo XVI y principios del XVII, es usado al máximo y sirve como ejemplo de riqueza léxica para muchos escritores.
Para variar vocabularios se pueden usar:
·        Sinónimos. Por ejemplo, usar franco por sincero.
·        Antónimos. Por ejemplo, en lugar de decir: Nunca llega temprano se puede escribir: Siempre llega tarde. Este caso básicamente se cambien expresiones negativas por positivas, o al revés, Él era rico por Él no era pobre.

Mi raza. José Martí  Ensayo Literario
Esa de racista está siendo una palabra confusa y hay que ponerla en claro. El hombre no tiene ningún derecho especial porque pertenezca a una raza o a otra: dígase hombre, y ya se dicen todos los derechos. El negro, por negro, no es inferior ni superior a ningún otro hombre; peca por redundante el blanco que dice: "Mi raza"; peca por redundante el negro que dice: "Mi raza". Todo lo que divide a los hombres, todo lo que especifica, aparta o acorrala es un pecado contra la humanidad. ¿A qué blanco sensato le ocurre envanecerse de ser blanco, y qué piensan los negros del blanco que se envanece de serlo y cree que tiene derechos especiales por serlo‌ ¿Qué han de pensar los blancos del negro que se envanece de su color‌ Insistir en las divisiones de raza, en las diferencias de raza, de un pueblo naturalmente dividido, es dificultar la ventura pública y la individual, que están en el mayor acercamiento de los factores que han de vivir en común. Si se dice que en el negro no hay culpa aborigen ni virus que lo inhabilite para desenvolver toda su alma de hombre, se dice la verdad, y ha de decirse y demostrarse, porque la injusticia de este mundo es mucha, y es mucha la ignorancia que pasa por sabiduría, y aún hay quien crea de buena fe al negro incapaz de la inteligencia y corazón del blanco; y si a esa defensa de la naturaleza se la llama racismo, no importa que se la llame así, porque no es más que decoro natural y voz que clama del pecho del hombre por la paz y la vida del país. Si se aleja de la condición de esclavitud, no acusa inferioridad la raza esclava, puesto que los galos blancos, de ojos azules y cabellos de oro, se vendieron como siervos, con la argolla al cuello, en los mercados de Roma; eso es racismo bueno, porque es pura justicia y ayuda a quitar prejuicios al blanco ignorante. Pero ahí acaba el racismo justo, que es el derecho del negro a mantener y a probar que su color no le priva de ninguna de las capacidades y derechos de la especie humana. 
El racista blanco, que le cree a su raza derechos superiores, ¿qué derechos tiene para quejarse del racista negro que también le vea especialidad a su raza‌ El racista negro, que ve en la raza un carácter especial, ¿qué derecho tiene para quejarse del racista blanco‌ El hombre blanco que, por razón de su raza, se cree superior al hombre negro, admite la idea de la raza y autoriza y provoca al racista negro. El hombre negro que proclama su raza, cuando lo que acaso proclama únicamente en esta forma errónea es la identidad espiritual de todas las razas, autoriza y provoca al racista blanco. La paz pide los derechos comunes de la naturaleza; los derechos diferenciales, contrarios a la naturaleza, son enemigos de la paz. El blanco que se aísla, aísla al negro. El negro que se aísla, provoca a aislarse al blanco. 
En Cuba no hay temor a la guerra de razas. Hombre es más que blanco, más que mulato, más que negro. En los campos de batalla murieron por Cuba, han subido juntas por los aires, las almas de los blancos y de los negros. En la vida diaria de defensa, de lealtad, de hermandad, de astucia, al lado de cada blanco hubo siempre un negro. Los negros, como los blancos, se dividen por sus caracteres, tímidos o valerosos, abnegados o egoístas, en los partidos diversos en que se agrupan los hombres. Los partidos políticos son agregados de preocupaciones, de aspiraciones, de intereses y de caracteres. Lo semejante esencial se busca y halla por sobre las diferencias de detalle; y lo fundamental de los caracteres análogos se funde en los partidos, aunque en lo incidental o en lo postergable al móvil común difieran. Pero en suma, la semejanza de los caracteres, superior como factor de unión a las relaciones internas de un color de hombres graduado y en su grado a veces opuesto, decide e impera en la formación de los partidos. La afinidad de los caracteres es más poderosa entre los hombres que la afinidad del color. Los negros, distribuidos en las especialidades diversas u hostiles del espíritu humano, jamás se podrán ligar, ni desearán ligarse, contra el blanco, distribuido en las mismas especialidades. Los negros están demasiado cansados de la esclavitud para entrar voluntariamente en la esclavitud del color. Los hombres de pompa e interés se irán de un lado, blancos o negros; y los hombres generosos y desinteresados se irán de otro. Los hombres verdaderos, negros o blancos, se tratarán con lealtad y ternura, por el gusto del mérito y el orgullo de todo lo que honre la tierra en que nacimos, negro o blanco. La palabra racista caerá de los labios de los negros que la usan hoy de buena fe, cuando entiendan que ella es el único argumento de apariencia válida y de validez en hombres sinceros y asustadizos, para negar al negro la plenitud de sus derechos de hombre. Dos racistas serían igualmente culpables: el racista blanco y el racista negro. Muchos blancos se han olvidado ya de su color, y muchos negros. Juntos trabajan, blancos y negros, por el cultivo de la mente, por la propagación de la virtud, por el triunfo del trabajo creador y de la caridad sublime. 
En Cuba no hay nunca guerra de razas. La República no se puede volver atrás; y la República, desde el día único de redención del negro en Cuba, desde la primera constitución de la independencia el 10 de abril en Guáimaro, no habló nunca de blancos ni de negros. Los derechos públicos, concedidos ya de pura astucia por el Gobierno español e iniciados en las costumbres antes de la independencia de la Isla, no podrán ya ser negados, ni por el español que los mantendrá mientras aliente en Cuba para seguir dividiendo al cubano negro del cubano blanco, ni por la independencia. que no podría negar en la libertad los derechos que el español reconoció en la servidumbre. 
Y en lo demás, cada cual será libre en lo sagrado de la casa. El mérito, la prueba patente y continua de cultura y el comercio inexorable acabarán de unir a los hombres. En Cuba hay mucha grandeza en negros y blancos. 

Matematicas

Ciencias 2. Fisica

La velocidad es una magnitud física de carácter vectorial que expresa el desplazamiento de un objeto por unidad de tiempo. Se representa por \vec {v}\, o \mathbf {v}\,. Susdimensiones son [L]/[T].1 2 Su unidad en el Sistema Internacional es el metro por segundo (símbolo m/s). 

En física, la aceleración es una magnitud vectorial que nos indica el cambio de velocidad por unidad de tiempo. En el contexto de la mecánica vectorial newtoniana se representa normalmente por \vec a \, o \mathbf a \, y sumódulo por a \,. Sus dimensiones son \scriptstyle [ L \cdot T^{-2} ]. Su unidad en el Sistema Internacional es el m/s2.

En la mecánica newtoniana, para un cuerpo con masa constante, la aceleración del cuerpo es proporcional a la fuerza que actúa sobre él mismo (segunda ley de Newton):

 \mathbf{F} = m \mathbf{a} \quad \to \quad \mathbf{a} = \cfrac{\mathbf{F}}{m}

donde F es la fuerza resultante que actúa sobre el cuerpo, m es la masa del cuerpo, y a es la aceleración. La relación anterior es válida en cualquier sistema de referencia inercial.

Primera ley de Newton o ley de la inercia

La primera ley del movimiento rebate la idea aristotélica de que un cuerpo solo puede mantenerse en movimiento si se le aplica una fuerza. Newton expone que:

Corpus omne perseverare in statu suo quiescendi vel movendi uniformiter in directum, nisi quatenus illud a viribus impressis cogitur statum suum mutare4 Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.5

La segunda ley del movimiento de Newton dice:

Mutationem motus proportionalem esse vi motrici impressæ, & fieri secundum lineam rectam qua vis illa imprimitur.4 El cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime.6

Tercera ley de Newton o principio de acción y reacción

Actioni contrariam semper & æqualem esse reactionem: sive corporum duorum actiones in se mutuo semper esse æquales & in partes contrarias dirigi.4 Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: quiere decir que las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto.6

Ley de gravitación universal

Fuerzas mutuas de atracción entre dos esferas de diferente tamaño. De acuerdo con la mecánica newtoniana las dos fuerzas son iguales en módulo, pero de sentido contrario; al estar aplicadas en diferentes cuerpos no se anulan y su efecto combinado no altera la posición del centro de gravedad conjunto de ambas esferas.

La ley de gravitación universal es una ley física clásica que describe la interacción gravitatoria entre distintos cuerpos con masa. Ésta fue presentada por Isaac Newtonen su libro Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, publicado en 1687, donde establece por primera vez una relación cuantitativa (deducida empíricamente de la observación) de la fuerza con que se atraen dos objetos con masa. Así, Newton dedujo que la fuerza con que se atraen dos cuerpos de diferente masa únicamente depende del valor de sus masas y del cuadrado de la distancia que los separa. Para grandes distancias de separación entre cuerpos se observa que dicha fuerza actúa de manera muy aproximada como si toda la masa de cada uno de los cuerpos estuviese concentrada únicamente en su centro de gravedad, es decir, es como si dichos objetos fuesen únicamente un punto, lo cual permite reducir enormemente la complejidad de las interacciones entre cuerpos complejos.

Así, con todo esto resulta que la ley de la Gravitación Universal predice que la fuerza ejercida entre dos cuerpos de masas m_{1} y m_{2} separados una distancia r es proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia, es decir:

(1)F = G \frac {m_{1}m_{2}} {r^2}

Para explicar el comportamiento de la materia y las características de los gases, los científicos propusieron, durante el siglo XIX, la denominada "teoría cinética de los gases". Su ampliación a líquidos y sólidos dio lugar al modelo cinético-molecular de la materia.

Este modelo se basa en dos postulados fundamentales.

La materia es discontinua, es decir, está formada por un gran nº de partículas separadas entre sí.

Estas partículas materiales se encuentran en constante movimiento debido a dos clases de fuerzas: de cohesión y de repulsión

Las fuerzas de cohesión tienden a mantener las partículas materiales unidas entre sí.

Las fuerzas de repulsión tienden a dispersar las partículas y a alejarlas unas de otras.

Según que predominen unas u otras fuerzas, la materia se presenta en estado sólido, líquido o gaseoso.

Estado sólido Estado líquido Estado gaseoso

Predominan las fuerzas de cohesión sobre las de repulsión.

Las partículas sólo pueden vibrar alrededor de su posición de equilibrio.

Las fuerzas de cohesión y de repulsión son del mismo orden.

Las partículas pueden desplazarse con cierta libertad pero sin alejarse unas de otras.

Por esa razón los líquidos tienen volumen constante y se adaptan a la forma del recipiente.

Predominan las fuerzas de repulsión sobre las de cohesión.

Las partículas se mueven con total libertad y están muy alejadas unas de otras. Por eso los gases tienen forma variable y tienden a ocupar todo el volumen disponible.

El átomo (del latín atŏmum, y este del griego ἄτομον 'sin partes, indivisible') es un constituyente de la materia ordinaria, con propiedades químicas bien definidas, formado a su vez por constituyentes más elementales sin propiedades químicas bien definidas. Cada elemento químico está formado por átomos del mismo tipo (con la misma estructura electrónica básica), y que no es posible dividir mediante procesos químicos.

El modelo atómico de Dalton surgido en el contexto de la química, fue el primer modelo atómico con bases científicas, formulado entre 1803 y 1807 por John Dalton.

El modelo atómico de Thomson es una teoría sobre la estructura atómica propuesta en 1904 por Joseph John Thomson, quien descubrió el electrón1 en 1898, mucho antes del descubrimiento del protón y del neutrón.

El modelo atómico de Rutherford es un modelo atómico o teoría sobre la estructura interna del átomo propuesto por el químico y físico británico-neozelandésErnest Rutherford para explicar los resultados de su "experimento de la lámina de oro", realizado en 1911.

El modelo atómico de Bohr o de Bohr-Rutherford es un modelo clásico del átomo, pero fue el primer modelo atómico en el que se introduce una cuantización a partir de ciertos postulados.

3° Grado